lunes, 1 de octubre de 2012

Ted Baker y una historia sin final


Aparecí de repente en el bosque.
 Escuché un ruido extraño...como un TIC-TAC y me escondí tras un árbol.

Mi amigo Billie "The chicken" llevaba un reloj enorme y parecía que tenía prisa.
TIC-TAC,TIC-TAC... llego tarde!! 
Me pareció curiosísimo y decidí seguirlo. 
En la persecución, caí por un agujero gigante y comencé una descenso a cámara lenta.

En el fondo, una pequeña puerta por la que salió Billie, pero la verdad yo era demasiado grande para caber por ahí...en la sala había una bandeja de magdalenas y escrito :-Cómeme
Creo que es de mala educación decir no a una invitación...y más si son unas magdalenas.
 Tras la magdalena, mi cuerpo se encogió hasta hacerme chiquitita,  ya cabía por la puertecilla. En el exterior había un campo delicioso con una casita al final...ejem...espera...
Este cuento ya me lo conozco y me gustaría decirte un par de cosillas. Te hablo a ti, a la que me dibujas.
Creo que pretendes hacer una imitación...o algo así, de "Alicia en el pais de las maravillas", y yo no estoy dispuesta a que me encojas y estires a tu antojo. Además, después aparece una reina de corazones que pedirá mi cabeza...y te aseguro que no quiero pasar el trago. Sinceramente, me voy de esta historia.
THANK´S TO:

No hay comentarios: